Si vives en una ciudad que tradicionalmente sus ingresos provenían en gran medida de las industrias tradicionales y/o riquezas naturales y de pronto comienzas a percibir el urgimiento de nuevas iniciativas muy creativas y con identidad propia en el área de la arquitectura, artes, street art, fotografía, cine, audiovisuales, moda, desarrollo de software, diseños, gastronomía, eventos, literatura y/o música, probablemente tu ciudad se esté transformandoSi esto está ocurriendo, seguro en tu ciudad existe una sinergia positiva entre sus habitantes y actores económicos, instituciones que promueven la creatividad dentro de sus planes de desarrollo, ubicación e infraestructura privilegiada, es un tanto polifacética y con un alto valor por el arte y la cultura.

Si vives en una ciudad que tradicionalmente sus ingresos provenían en gran medida de las industrias tradicionales y/o riquezas naturales y de pronto comienzas a percibir el surgimiento de nuevas iniciativas muy creativas y con identidad propia en el área de la arquitectura, artes, street art, fotografía, cine, audiovisuales, moda, desarrollo de software, diseños, gastronomía, eventos, literatura y/o música, probablemente tu ciudad se esté transformando en una ciudad creativa. 

Si esto está ocurriendo, seguro en tu ciudad existe una sinergia positiva entre sus habitantes y actores económicos, instituciones que promueven la creatividad dentro de sus planes de desarrollo, ubicación e infraestructura privilegiada, es un tanto polifacética y con un alto valor por el arte y la cultura.

Una ciudad creativa es aquella que busca transformar su contexto urbano en base a la creatividad como por ejemplo las más de ciudades 180 que se han sumado a la Red de ciudades creativas promovida por la Unesco; en donde se destacan en Latinoamérica la ciudad de Bogotá por su música y Buenos Aires por el diseño.

En Venezuela han ido conformándose varias ciudades en torno a distintas manifestaciones artísticas como la música, arquitectura, artesanía, arte y el diseño, moda, tecnología y las producciones audiovisuales a través de ferias, festivales, seminarios y exposiciones.

Pero lo que seguramente también comenzaras a descubrir, es que a medida que la creatividad e innovación se vinculan con el comercio de tu ciudad, el valor económico de estos bienes va a ser mayor como seguramente también se incrementarán los conflictos en torno a ellos.  

Esta vinculación creatividad-comercio obliga a revisar una noción más amplia que se deriva del concepto de ciudad creativa como lo es la economía creativa. Esta surge en el 2001 por John Howkins en su libro “La Economía Creativa: Transformar una Idea en Beneficios” donde afirma que es el sector de la economía que involucra la generación de ideas y conocimiento en los que el valor de sus bienes y servicios se fundamenta en la Propiedad Intelectual.

Por esta razón, si vives en una ciudad creativa o estás experimentando algún grado de transformación a partir de la creatividad e innovación, es importante que conozcas las ventajas que ofrece el sistema de Propiedad Intelectual.  

La Propiedad Intelectual es un conjunto de normas orientadas a regular la creación y protección de los bienes intangibles y asegurar a sus creadores o autores el ejercicio de sus derechos exclusivos, hacer valer los mecanismos para su defensa ante cualquier violación y facilitar la gestión de los mismos para obtener los beneficios que le pudieran corresponderle como resultado de su esfuerzo económico e intelectual.

Pueden manifestarse desde el punto estético, comercial o funcional, por ejemplo: a través de un elemento de diferenciación entre dos iniciativas empresariales dentro del mismo sector mediante el uso de una marca; como un instrumento para proteger la originalidad de una canción, un mural o una fotografía; o como un mecanismo para reivindicar la novedad de un producto y procedimiento que viene a solucionar un problema técnico.  

Por tal motivo, las ciudades creativas deben promover el conocimiento del sistema de Propiedad Intelectual para que la sociedad valore y respete las distintas iniciativas creativas dentro de su comunidad, pero sobre todo para que los actores económicos, artísticas, músicos, poetas, diseñadores y programadores e inversionistas –entre muchos otros– sientan tranquilidad y estimulo en seguir proponiendo soluciones creativas a los distintos desafíos de tu ciudad.  

@marcadeautor 2021©

Bibliografía

Buitrago Restrepo, Felipe, Duque Martínez, Iván, La Economía naranja, una oportunidad infinita. Banco Interamericano de Desarrollo BID, 2013.

https://es.wikipedia.org/wiki/Econom%C3%ADa_creativa

https://es.unesco.org/creative-cities/content/ciudades-creativas

https://www.wipo.int/pressroom/es/articles/2007/article_0069.html

https://es.unesco.org/creativity/publication/informe-sobre-economia-creativa-2013